New York Concert Review

http://nyconcertreview.com/tag/alexander-sinchuk/

Alexander Sinchuk is a sort of Byronic ideal of a concert pianist. Handsome, elegantly dressed, ramrod straight at the instrument and with his David face tilted heavenward, it became obvious he has an affinity for the darkly romantic corners of the repertoire. He gave forceful accounts of the Schubert A minor Sonata Op. 143, the Franck Prelude Chorale and Fugueand Rachmaninoff’s 2nd Sonata...He hurled himself at the Prokofiev Seventh Sonata “Stalingrad” as if he could see the carnage and smoking ruins in his mind’s eye. He was absolutely excellent.

Timothy Gilligan for New York Concert Review

Spain

Sinchuk hipnotiza a un publico entregado

a la pianistica de Schumann y Chopin

El piano es el instrumento ro​mantico por excelencia. Su tona​lidad profunda y cargada de ma​tices ha subyugado a damiselas facilmente impresionables y de incuestionable sensibilidad desde principios del XIX. No es de ex​tranar, por tanto, que al arrancar Alexander Sinchuk las primeras notas de Escenas Infantiles, la fa​mosisima pieza de Robert Schu​mann, mas de una cabeza se la​deara con aire sonador en el sala Principe de Asturias del Eurofo​rum Felipe II.

Con tecnica correcta y adagios sostenidos, el ruso Alexander Sin​chuk supo hipnotizar a un publi​co convencido de antemano por un programa clasico que incluia, ademas de la ya citada obra de Robert Schumann, los Estudios sinfonicos del maestro aleman. En la segunda parte, Sinchuk abordo al Frederic Chopin, mas evocador con una ejecucion acertada de sus obras para piano mas populares: Polanaise As-dur, Tres valses y Bala​da n. 4.

A sus 22 anos, Sinchuk puede vanagloriarse de tener a sus espal​das 15 anos de estudios al lado de artistas consagrados como el aus​triaco Rudolf Buchbinder, pianis​tas contemporaneos, reconocido por sus arrebatadoras ejecuciones de Beethoven y Brahms. Entre sus galardones destaca el Premio Especial de la Sociedad de Rach​maninoff 2009, prestigiosa institu​cion critica de Estados Unidos.

Sinchuk demostro estar a la al​tura de su debut como concertista en el Carnegie Hall de Nueva York en 2009 en el concierto ofrecido dentro de las Artes Escenicas de los Cursos de Verano. Durante este ano intenso, el pianista de Najodka se ha consagrado en una numerosa gira de conciertos que le ha llevado de Moscu a la Comu​nidad de Madrid.

Las proxima semana, el pia​no volvera a ser protagonista de la mano de la concertista Rosa Torres-Pardo, digna sucesora de Alicia de Larrocha. La pianista ma​drilena, de reconocida trayectoria, ofrecera un recital concierto sobre Dos ballets rusos en la sala Principe de Asturias, acompanado por pro​yecciones

 

Recital at Festival de Segovia in Spain

http://www.eladelantado.com/noticia/local/112289/El-gran-repertorio-de-piano

El gran repertorio de piano

Intйrprete: Alexander Sinchuk, piano Obras de: L. v. Beethoven, R. Schumann, A. Skriabin y S.Rachmaninov. Fecha: Domingo 7 de Noviembre de 2010. Lugar: Casa de las Flores del Palacio Real de La Granja Organiza: Patrimonio Nacional. Colabora: Embajada de Rusia.

Rafael Aznar - Real Sitio de San Ildefonso | 08/11/2010

El Festival de Otoño en la Casa de las Flores de La Granja sigue cosechando éxitos artísticos y de público. En esta ocasión, y ya en su segunda etapa, fuera de la presentación de músicos de la Escuela Reina Sofía, nos presentaba al pianista ruso Alexander Sinchuk al que ya tuvimos la ocasión de escuchar en el Alcázar durante la Semana de Música de Cámara del pasado verano. Con asistencia de los embajadores rusos, el público volvió a llenar el aforo de la Casa de las Flores, que ya se va haciendo pequeña para este suceso musical del otoño del Real Sitio.

El programa contenía dos partes bien diferenciadas, en la primera dos obras importantes del gran repertorio de piano del siglo XIX, la Sonata de los Adioses de Beethoven y el Carnaval de Schumann, segundo centenario de su nacimiento en este año.

En la segunda parte, dos obras de dos compositores rusos que tienen la particularidad común de haber sido dos grandes virtuosos del piano, y se nota en sus obras.
Del pianista Sinchuk ya decíamos este verano que posee un mecanismo infalible, en esta ocasión creo que se lució más en cuanto a la ejecución de las obras seleccionadas en la primera parte, estuvo brillante en la Sonata de los Adioses, en la que Beethoven describe los tres estados de ánimo, el adiós, la ausencia y el regreso, en los tres movimientos, adagio-allegro, andante expresivo y vivacissivamente, que tan limpiamente describió Sinchuk. La sonata sonó tan ejemplarmente que el público no tuvo tiempo de reaccionar y el pianista atacó el Carnaval de Schumann con sus veinte cuadros, que constituyen una obra seductora, brillante y la más variada del compositor. La ejecución de Sinchuk fue clara y directa, rápida y emotiva, destacando el ritmo de sus dos valses, el carácter solemne y alegre de las fanfarrias del preámbulo o la gracia descriptiva de Pierrot, Arlequín, Florestán, Eusebius, etc...

La segunda parte contenía la segunda de las sonatas de Rachmaninov y la fantasía de Scriabin. La primera llena de fuego y riqueza sonora pero también con demasiado virtuosismo, como la fantasía de Scriabin, un derroche también de temas melódicos, dificultades técnicas y ardor virtuosístico, que el pianista supo utilizar en una ejecución llena de garra, que demuestra su gran talla de pianista a los veintidós años.

 

Concert at the festival "Wörthersee Classics"

Wörthersee Classics: Elefant trifft Penthesilea

Wörthersee Classics mit grandiosem Pianisten.

Kein Geringerer als Gustav Mahler stand am Pult, als Sergei Rachmaninow sein 3. Klavierkonzert bei einer seiner ersten Aufführung 1910 in New York selbst spielte. Vielleicht ein Grund, warum das von Artur Rubinstein wegen seiner enormen Schwierigkeiten als "Elefantenkonzert" bezeichnete Werk am zweiten Abend der diesjährigen Wörthersee Classics, die ja bekanntlich den fünf sogenannten "Wörthersee-Komponisten" huldigen, am Programm stand.

Rachmaninows Wettbewerbs-Sieger

Und dabei erlebte das später jubelnde Publikum im Konzerthaus Klagenfurt eine Riesenüberraschung: Denn der erst 22-jährige Alexander Sinchuk aus Moskau, Gewinner des Rachmaninows Wettbewerbs 2009, erwies sich als phänomenaler Einspringer. Enorm kraftvoll, mit vielen feinen Tönen und jugendlichem Temperament bewältigte er die technischen Vertracktheiten des Werkes unglaublich souverän. Er zeigte eine unbändige Vitalität, die man beim Sofia Philharmonic Orchestra unter seinem neuen Chefdirigenten, auch künstlerischer Leiter des Festivals, Alexei Kornienko doch etwas vermisste. Dafür wusste man sehr sensibel zu begleiten.

Leider mit wenig poetisch vertiefter Sublimität, dafür überwiegend in martialischem Einheitsforte erklang dann "Penthesilea", die selten gespielte symphonische Dichtung von Hugo Wolf aus 1904, die von der gleichnamigen Amazonenkönigin handelt.

Zum Finale erlebte man Franz Liszts "Les Préludes" über Liebe, Sturm, ruhiger Natur und Kampf, mit den vom NS-Regime missbrauchten Fanfaren: Sehr breit musiziert, zwar immer wieder mit Glanz in der Instrumentation, aber manchmal doch recht knallig und zu wuchtig angelegt.

HELMUT CHRISTIAN

(Kultur, 14.06.2010 ) KLEINE ZEITUNG